Buscar profesionales

Categoría: Investigative Ophthalmology & Visual Science (IOVS): Miguel Cordero

9 febrero, 2016

Invest Ophthalmol Vis Sci. 2016 Feb 1;57(2):404-11. doi: 10.1167/iovs.15-17906. Bollemeijer JG1, Wieringa WG2, Missotten TO3, Meenken I4, Ten Dam-van Loon NH5, Rothova A6, Los LI2

 

Resumen

Aunque en el momento actual la sífilis es una patología poco frecuente, las dificultades diagnósticas que supone y la amplia variedad de regímenes de tratamiento empleados hacen interesantes las series de casos retrospectivas.

En esta revisión fueron incluidos 139 ojos con diagnóstico serológico confirmado, que procedían de 5 centros holandeses de nivel terciario durante un periodo de 30 años.

Se aplicó la batería de pruebas correspondientes a uveítis de causa desconocida, ajustada en función de los datos clínicos de presentación. Registraron los datos demográficos, serológicos y clínicos (según la nomenclatura SUN) al inicio, al mes y 6 meses del diagnóstico.

Respecto a las pautas de tratamiento dividieron a los pacientes en grupos considerando el tiempo que transcurrió hasta el inicio de la terapia. También anotaron los tratamientos adyuvantes con corticosteroides (por distintas vías) e inmunosupresores.

11 enero, 2016

Autores

Asai T1, Ikuno Y1, Akiba M2, Kikawa T2, Usui S1, Nishida K1. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2016 Jan 1;57(1):137-44. doi: 10.1167/iovs.15-17510.  

Resumen

Los pacientes miopes se encuentran predispuestos a padecer glaucoma, probablemente por los cambios morfológicos derivados de la mayor longitud de su globo ocular. Se ha documentado una inclinación del nervio óptico proporcional al grado de miopía, y que además genera una atrofia peripapilar que progresa de forma paralela.

La tomografía Swept Source (SS-OCT) permite la reconstrucción de la región peripapilar, para conocer mejor dichas alteraciones y aplicarlas al diagnóstico clínico.

Se realizó un estudio retrospectivo en pacientes con miopía elevada, excluyendo glaucomatosos y tomando únicamente un ojo por sujeto. Ninguno presentaban patología concomitante y se excluyó a aquellos en los que no pudieron obtenerse imágenes de suficiente calidad.

El disco óptico se dividió en 24 sectores de 15 grados (apareados por oposición) y se midió el grosor coroideo en cada uno de ellos. A continuación se calculó la posición de la línea de epitelio pigmentario de la reti

22 diciembre, 2015

Autores

Sriram P, Klistorner A, Graham S, Grigg J, Arvind H Optimizing the Detection of Preperimetric Glaucoma by Combining Structural and Functional Tests Invest Ophthalmol Vis Sci. 2015 Dec 1; 56(13): 7794-7800. doi: 10.1167/iovs.15-16721. La pérdida neuronal en el glaucoma es anterior a lo reflejado por los potenciales de acción. Por ello, se han desarrollado múltiples pruebas para revelar el daño.

Resumen

Se seleccionaron pacientes con papilas alteradas pero con campos visuales repetidamente normales y voluntarios sanos. Los signos patológicos considerados fueron muescas en el anillo, asimetría entre discos (siendo las papilas de tamaño similar) o alteraciones de la regla ISNT en las fotografías estereoscópicas.

Como pruebas complementarias se evaluaron la perimetría de onda corta y de doble frecuencia, OCT Spectralis y HRT.

Además, se añadieron los potenciales evocados visuales multifocales con estimulación acromática de bajo contraste (low LLA mfPEV), según lo establecido por los mismos autores en artículos previos. Se tomó como anormal solo el ojo cuyo potencial de acción resultara de menor amplitud por motivos estadísticos.

Entre todas las pruebas realizadas la mayor

2 noviembre, 2015

Autores:

Bande MF, Santiago M, Mera P, Piulats JM, Blanco MJ, Rodríguez-Álvarez MX, Capeans C, Piñeiro A, Pardo M   Las metástasis hepáticas son la principal causa de muerte en los melanomas de úvea, pero son difíciles de detectar hasta estadios avanzados. Por ello, disponer de un arma diagnóstica que no requiera la extracción de tejido sería de gran utilidad.

Resumen

Los pacientes fueron divididos en cuatro grupos: nevus coroideos; pacientes con melanoma de úvea antes de ser tratados; pacientes previamente tratados con braquiterapia o enucleados que llevaban 10 años libres de enfermedad; y finalmente pacientes que habían desarrollado metástasis hepáticas. El grupo control se constituyó apareando por sexo y edad. Se realizó exploración completa (poniendo especial énfasis en los signos sugestivos de malignización) y ecografía BMU con medida de las dimensiones de la lesión coroidea. Mediante técnica ELISA se detectó y cuantificó en sangre ME20-S, un autoantígeno que se sobreexpresa en melanocitos anómalos. Para el estudio de extensión se obtuvo perfil hepático en sangre y se solicitó ecografía abdominal. En caso de objetivarse alteración en el hígado se completó con resonancia magnética.   Tanto el grosor medio de la lesión como su diámetro basal medio

26 octubre, 2015

Autores:

Cruzat A, Schrems WA, Schrems-Hoesl LM, Cavalcanti BM, Baniasadi N, Witkin D, Pavan-Langston D, Dana R, Hamrah P.   La reciente aparición de la microscopía confocal in vivo ha hecho posible la estandarización de la inflamación corneal. De la misma manera pueden estudiarse los cambios producidos tras un episodio de queratitis. Con una aproximación comparable a la histología esta técnica distingue las capas de la córnea y sus tipos celulares, incluyendo las células de estirpe inmune por su morfología dendritiforme.  

Resumen

Para la realización de este estudio fueron reclutados pacientes afectos de queratitis microbiana de distintas etiologías y se estudió tanto su ojo afecto como el sano. Como controles se tomó a voluntarios sin patología corneal y un grupo control adicional de usuarios de lentes de contacto. Se realizó exploración completa y estesiometría mediante monofilamento retráctil. La microscopía confocal fue adquirida mediante tomógrafo Heidelberg en la zona central de la córnea y posteriormente analizada por observadores enmascarados. Cuantificaron las células dendritiformes y el plexo corneal subbasal (longitud, número de ramas y densidad)   Los pacientes con queratitis bacteriana, fúngica y por Acanthamoeba presentaban un aumento de cél

26 septiembre, 2015

Autores:

Rho S, Sung Y, Ma KT, Rho SH, Kim CY   La Válvula de Ahmed es un dispositivo usado cada vez en más indicaciones, entre otros motivos por las pocas complicaciones que genera. Entre ellas la más frecuente es la fase hipertensiva, que suele producirse entre el primer y tercer mes tras la cirugía. Con intención de reducir esta fase se propone la colocación de matrices de colágeno biodegradables (implante Ologen) que mantendrían el efecto hipotensor de la válvula durante más tiempo.  

Resumen

Se planteó un estudio prospectivo sobre glaucomas refractarios, es decir, bajo tratamiento tópico máximo, pero no intervenidos quirúrgicamente. La cirugía se realizó de la manera reglada, y se añadió en el grupo de experimentación el implante de colágeno suturado con polipropileno sobre el plato de la válvula. El tratamiento y seguimento postoperatorio fue el standard, tomando las medidas oportunas en caso de complicaciones precoces. Los objetivos marcados fueron la reducción de la presión intraocular (PIO) sin medicaciones añadidas, estableciéndose dos puntos de corte . Se consideró que existía una fase hipertensiva cuando la PIO se mantuvo por encima de los límites durante 2 visitas consecutivas entre los meses 1 y 3. La ampolla de filtración fue medida mediante O

26 agosto, 2015

Autores:

Zhu XJ, Wolff D, Zhang KK, He WW, Sun XH, Lu Y, Zhou P.   A la hora de evaluar un procedimiento habitual y cada vez más seguro como la cirugía de catarata se observó que en el segundo ojo, bajo anestesia tópica, habitualmente los pacientes referían más dolor. Para no centrarse únicamente en los aspectos psicológicos, se aborda en este estudio la posibilidad de un mínimo grado de inflamación subclínica, que pueden ser confirmada mediante estudio de las citoquinas. A semejanza de otras entidades nosológicas, como los traumatismos severos, se postula la hipótesis de una reacción simpática desencadenada tras la cirugía del primer ojo, y que puede interferir en la del segundo.

Resumen

Se seleccionaron 51 pacientes intervenidos de cirugía del segundo ojo, al mes de haberse operado el primero, ambos sin ninguna complicación. Como controles se tomaron 50 pacientes que acudieron para cirugía del primer ojo. Ninguno de los sujetos presentaba patología concomitante. En todos ellos se extrajo una muestra de humor acuoso a través de una paracentesis corneal tras la desinfección de la zona quirúrgica, justo antes del comienzo de la cirugía. Se realizó análisis de 40 citoquinas en un estudio de anticuerpos mediante la técnica de sándwich, y revelado mediante tinción co

26 julio, 2015

Autores:

Schur RM, Sheng L, Sahu B, Yu G, Gao S, Yu X, Maeda A, Palczewski K, Lu ZR.   Las enfermedades degenerativas de la retina se caracterizan por una acumulación patológica de residuos de los cromóforos de los fotorreceptores. Para el estudio de esas patologías se desarrollaron modelos animales, mediante daño inducido por luz. Las aminas primarias, como la retinilamina, resultaron protectoras de ese daño.   El ciclo natural de los fotorreceptores está mediado por canales de calcio, y la actividad de dichos canales puede ser monitorizada mediante la resonancia magnética nuclear potenciada con manganeso (MEMRI) Esta técnica ya se usa para estudiar otras vías sensoriales y otras enfermedades oftalmológicas, como el glaucoma.  

Resumen

Cumpliendo con la normativa de experimentación animal se aplicó el modelo de degeneración retiniana mediante luz a grupos de ratones tratados y no tratados con retinilamina. Tras 6 días se les realizó electorretinograma (ERG), tomografía de coherencia óptica (OCT) e injección de manganeso intravítrea en el ojo derecho y posterior MEMRI. Finalmente los ratones fueron sacrificados y se prepararon muestras de tejido para tinción con hematoxilina-eosina. En las imágenes obtenidas por OCT los animales tratados con retinilamina prese

26 junio, 2015

Autores:

Weerasekera LY, Balmer LA, Ram R, Morahan G   La retinopatía diabética supone una importante causa de pérdida de visión, tanto por los cambios vasculares como por la neurodegeneración observada. El desarrollo de un nuevo modelo animal, representativo de ambos procesos, permite asemejar la fisiopatología de forma más acertada.  

Resumen

Cumpliendo los protocolos establecidos para experimentación animal, se indujo diabetes mediante alloxan intravenoso o estreptozocina intraperitoneal en grupos de ratones. Se seleccionó la línea más prometedora, en la cual los animales eran sacrificados en los días 7, 14 y 21. Distintas preparaciones evaluaban la vasculatura retiniana de los ratones diabéticos y de los controles por microscopía electrónica; la densidad capilar y los pericitos mediante microscopio de campo brillante; y la capa de células ganglionares de la retina (GCL) mediante tinción con hematoxilina-eosina. También analizaron muestras de RNA por espectrofotometría, para valorar la expresión genética. Después de analizar 64 líneas distintas de ratones se escogió la FOT, basándose en que la disposición de la vasculatura retiniana en cada cuadrante y las lesiones (como los microaneurismas) permitían una buena extrapolación. El patrón vascular observado

26 mayo, 2015

Autores:

Fard MA, Abdi P, Kasaei A, Soltani Mogaddam R, Afzali M, Moghimi S

Resumen

La cabeza del nervio óptico recibe aporte vascular de las arterias ciliares cortas posteriores, pero también de la coroides peripapilar . Dado que las anomalías en esta zona pueden contribuir a la aparición de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIA-NA) su estudio con tecnología OCT EDI puede aclararnos la fisiopatología de esa entidad. Se realizó un estudio prospectivo comparativo de los pacientes diagnosticados de NOIA-NA (ambos ojos) y de controles sanos apareados, a los que se realizó exploración completa y perimetría al debut y a los 3 meses de seguimiento. Mediante OCT de dominio espectral se midieron el grosor de la capa de fibras, el grosor macular y el área de disco. Con tecnología EDI se midió el grosor coroideo, de forma ciega y repetida por varios examinadores.   30 pacientes y 25 controles fueron incluidos en el estudio y seguidos entre 4 y 6 meses. El área de disco fue menor tanto en los ojos afectos como los adelfos de los pacientes respecto al de los de los controles. Respecto al grosor coroideo peripapilar la medida presentó una buena reproducibilidad tanto intraobservador como interobservador. Su medida fue significativamente mayor en los pacientes de NOIA

26 abril, 2015

Autores:

Rodríguez JD, Lane KJ, Ousler GW, Angjeli E, Smith LM, Abelson MB

Resumen

La queratitis punteada es un signo ocular muy frecuente en oftalmología y poco específico de ninguna enfermedad, pero posee una importante utilidad al evaluar la progresión de los procesos que la presentan.   Existen múltiples escalas para evaluar la cantidad de captación, siendo las que valoran la zona inferior de la córnea las más interesantes en el ojo seco. Sin embargo, todas ellas son subjetivas y por ello imprecisas y difíciles de reproducir.   Se seleccionaron usuarios de lágrimas artificiales que referían o estaban diagnosticados de ojo seco, pero no presentaban enfermedades concomitantes. Fueron excluídos los usuarios de lentes de contacto y los que habían sido sometidos a cirugía refractiva. La tinción se realizó con fluoresceína sódica instilada en el fondo de saco inferior. Tras 5 minutos se obtuvo fotografía bajo filtro azul cobalto con una cámara digital acoplada a la lámpara de hendidura. Para definir la zona a evaluar se seleccionaban manualmente 3 puntos en la córnea inferior. Esa imagen era procesada, normalizada y convertida a un formato binario que contaba las regiones de píxeles blancos del tamaño de una célula epitelial. Las imágenes finales se ordenaron en

26 marzo, 2015

Pena-Betancor C., Gonzalez-Hernandez M., Fumero-Batista F., Sigut J., Medina-Mesa E., Alayon S., Gonzalez de la Rosa M.

Resumen:

La aparición de la primera publicación sobre la medición de la cantidad de hemoglobina en el nervio óptico planteó a los autores la posibilidad evaluar los mismos parámetros en la cabeza y el anillo por separado. Para este fin sugirieron dos herramientas: combinar su software con OCT o aplicarlo a fotografías reconstruidas tridimensionalmente del nervio.

Se reclutó a 71 pacientes glaucomatosos y 87 sujetos sanos a los que se realizó exploración completa, campimetría y fotografía estereoscópica (los límites del disco eran definidos automáticamente, así como el límite entre disco y copa) Además todos ellos fueron evaluados según el protocolo de glaucoma de OCT Cirrus de dominio espectral.   Aplicando los mismos algoritmos matemáticos que en artículo original, se dividió el nervio en 24 sectores que permitían obtener la función discriminativa de glaucoma (GDF), el área de disco y la excavación.   A continuación se combinaron estos datos con la información morfológica de la fotografía estereoscópica, determinando con ello un nuevo parámetro llamado función discriminativa de glaucoma combinada(GDFc).   En el análisis de los datos, los pacientes glauco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies