Buscar profesionales

Categoría: Cornea. The Journal of Cornea and External Disease: David Díaz Valle

7 diciembre, 2016

Autores del artículo original 

Y Nahum, I Bahar, M Busin. Cornea 2016; 35: 1516-1519  

Resumen

Objetivo: Presentar el uso de la DSAEK como procedimiento tectónico en el tratamiento de perforaciones corneales estériles en el contexto de una descompensación endotelial. Métodos: Revisión multicéntrica retrospectiva de todos los casos de DSAEK realizados con finalidad tectónica. Resultados: Se incluyen tres pacientes con descompensación endotelial y perforación establecida (2) o inminente (1) de causa no infecciosa que fueron intervenidos mediante DSAEK tectónica. En los 3 casos, el lentículo permitió recuperar la integridad anatómica del globo ocular. Todos los injertos permanecieron transparentes durante el seguimiento. En uno de los casos se realizó una DALK posterior para mejorar la agudeza visual. Conclusiones: Una técnica estándar de DSAEK puede realizarse con finalidad tectónica en presencia de una perforación ocular de causa no infecciosa en ojos con descompensación endotelial. El taponamiento interno con un injerto lamelar puede ser posiblemente usado también en ojos con perforaciones corneales y endotelios sanos.

 

Comentario

14 noviembre, 2016

Autores del artículo original

Fernandez-Vega Cueto L, Lisa C, Poo-Lopez A, Madrid-Costa D, Merayo J, Alfonso JF. Cornea 2016;35:1421-6  

Resumen

Objetivo: Determinar la eficacia del implante de segmentos intracorneales (ICRS) en la corrección de queratoconos paracentrales. Métodos: Se evaluaron 409 ojos con queratocono paracentral definido como una diferencia inferior a 30º entre el eje del cilindro refractivo y el meridiano corneal más plano y el mapa de aberración comática. Se analizaron la agudeza visual sin corrección (UCVA) y la agudeza visual máxima corregida (BCVA) (escala decimal de Snellen), el error refractivo residual mediante análisis vectorial y la aberración comática para una pupila de 4.5 mm, antes y a los 6 meses de la cirugía. Resultados: La UCVA y BCVA mejoraron de forma estadísticamente significativa. El índice de seguridad fue de 1.13. El equivalente esférico se redujo significativamente, el poder del cilindro se redujo más del 50% en el 71% de los ojos, así como la aberración comática que pasó de 1,32 +/- 1.01 micras a 1.06 +/- 0.85 micras (p<0.001). Conclusiones: La implantación de ICRS tipo Ferrara es un procedimiento seguro y efectivo para el tratamiento de queratoconos paracen

7 octubre, 2016

Autores del artículo original

DS Borkar, P Veldman, KA Colby. Cornea 2016; 35: 1267-1273  

Resumen

Objetivo: Evaluar el efecto de la retirada de zona central de la membrana de Descemet (MD) sobre la función y la morfología endotelial en pacientes con distrofia endotelial de Fuchs (DEF). Métodos: Serie de casos retrospectiva en la que se realiza facoemulsificación y stripping de los 4 mm centrales de la MD en pacientes con DEF y catarata. Se determinó la AVMC, paquimetría y microscopía confocal antes de la cirugía y a los 1,3,6 y 12 meses después. Los pacientes se clasificaron como respondedores rápidos, respondedores, respondedores lentos y no respondedores, en función del periodo de tiempo hasta la resolución del edema corneal. Resultados: 11 pacientes (13 ojos) se incluyeron. En todos los casos existía edema estromal y epitelial en el día 1 y 7 del postoperatorio. Cuatro ojos mostraron resolución del edema con mosaico endotelial visible al mes, otros cuatro a los 3 meses y dos más a partir de los 6 meses. Tres ojos requirieron queratoplastia endotelial. Conclusiones: Puede conseguirse la repoblación del endotelio corneal mediante la retirada deliberada de la zona central de la MD en pacientes con

16 septiembre, 2016

Autores del artículo original

C Aravena, TK Bozkurt, F Yu, AJ Aldave. Cornea 2016;35:1156-64  

Resumen

Objetivo: Comunicar los resultados a largo plazo de la queratoprótesis de Boston tipo I (KPro) en el tratamiento de la insuficiencia limbar (LSCD). Métodos: Revisión retrospectiva de las KPro realizadas por un único cirujano en un periodo de 10 años. Resultados: Se implantaron 173 KPro en 149 ojos por diferentes patologías, de los que 68 en 54 ojos fueron por LSCD. En estos casos, el glaucoma (48%) y la historia de > 2 queratoplastias penetrantes (PKP) previas (39%) fue significativamente menor que en el resto de la muestra. La AVMC medida en % de ojos con AV superior a 20/200 aumentó significativamente a los 5 años de la cirugía en un porcentaje superior al resto de la muestra. La única complicación postoperatoria superior en los ojos con LSCD fue la tasa de defectos epiteliales persistentes (DEP) (50% vs 28%), y los problemas derivados de los mismos, como la necrosis corneal estéril (22% vs 11%) y los infiltrados corneales (20 vs 10%). No existieron diferencias significativas en la tasa de extrusión de la KPro entre los pacientes con y sin LSCD. Conclusiones: La implantación de KPro resultó en una mejor

22 agosto, 2016

Autores del artículo original

D Rock, KU Bartz-Schmidt, T Rock, E Youruek. Cornea 2016; 35: 1035-1039  

Resumen

Objetivo: Investigar la incidencia y factores de riesgo de bloqueo pupilar inducido por una burbuja de aire en cámara anterior (CA) en el postoperatorio inmediato tras DMEK. Métodos: Estudio retrospectivo en 306 ojos intervenidos de DMEK en un periodo de 5 años. Para el estudio, se definió elevación de la PIO como una subida superior a 30 mm Hg. En los primeros 190 se realizó una iridectomía periférica (IP) a las 12 h y en 116 a las 6 h. Se identificaron los motivos para elevación de PIO en los pacientes intervenidos. Resultados: 30 ojos de la muestra total (9.8%) presentaron una elevación de PIO en el primer día del postoperatorio. En los pacientes en los que se realizó faco-DMEK la incidencia fue de 13.9% (5/36) y en los casos de DMEK en ojos fáquicos fue del 40% (2/5). De los 30 casos de elevación de la PIO, en 25 la causa fue un bloqueo pupilar por una burbuja localizada en la CA, y en 5 ocurrió cierre angular por migración del aire a cámara posterior. En todos los casos, la IP se había realizado a las 12 h.

Conclusiones: El bloqueo pupilar con elevación de

9 julio, 2016

Autores del artículo original

S Luceri, J Parker, I Dapena, L Baydoun, S Oellerich, K Van Dijk, GR Melles. Cornea 2016; 35: 959-966.  

Resumen

Objetivo: Evaluar la densitometría corneal y aberraciones de alto orden (HOAs) determinadas con Pentacam 1 año después del trasplante de membrana de Bowman (BL). Métodos: Estudio retrospectivo en una serie de 15 ojos (14 pacientes) intervenidos mediante trasplante de BL por presentar queratocono avanzado con al menos 1 año de seguimiento. Las medidas fueron realizadas antes de la cirugía, y 1 día, 1 semana y 1,3,6 y 12 meses del postoperatorio. Se evaluaron la AVMC con gafa y lente de contacto (LC), HOAs de cara anterior y posterior y la densitometría corneal. Resultados: La AVMC mejoró significativamente con gafa y permaneció estable con LC. Las HOAs de cara anterior y posterior también se redujeron significativamente al año de seguimiento, así como la aberración esférica (AE). La densitometría corneal mostró un incremento significativo a expensas de capas centrales y posteriores de la cornea, con un pico máximo al mes de la cirugía, comparado con los datos preoperatorios

Conclusiones: La AVMC mejoró y las HOAs, especialmente la AE, en la car

14 junio, 2016

Autores del artículo original

Y Alghamdi, C mercado, A McClellan, H Batawi, C Karp, A Galor Cornea 2016;35:731-735

Resumen

Objetivo: Estudiar la epidemiología de la disfunción de glándulas de Meibomio (DGM) en una población de edad avanzada.

Métodos: Estudio prospectivo realizado en una población de 233 sujetos en los que se realizó una exploración completa de parámetros de superficie ocular, incluyendo cuestionarios de ojo seco y medidas de la película lagrimal (osmolaridad, T-BUT, tinción corneal y test de Schirmer). Las variables principales fueron analizar la correlación entre parámetros de DGM y datos demográficos, síntomas de ojo seco y parámetros de la película lagrimal. Los parámetros de DGM analizados fueron la vascularización del borde libre palpebral y la calidad del sebo meibomiano. Un score de > 2 para cada parámetro fue considerado anormal.

Resultados: La media de edad fue de 63 años (SD=11), 91% varones y 59% presentaron al menos 1 parámetro alterado (55% calidad del sebo y 17% vascularización). Los pacientes con parámetros de DGM fueron significativamente de más edad. Los pacientes de raza blanca presentaron más alteraciones en la vascularizació

5 mayo, 2016

Autores del artículo original

Y Nahum, M Mimouni, S Madi, M Busin Cornea 2016;35:592-595

Resumen

Objetivo: Comparar los resultados de re-DSAEK versus DSAEK primaria.

Métodos: Estudio retrospectivo comparando los resultados de DSAEK primaria frente a reDSAEK de forma pareada en los mismos pacientes durante un periodo de 10 años. Las medidas de desenlace incluidas son AVMC, pérdida de células endoteliales (ECL) y error refractivo.

Resultados: De los 1413 procedimientos de DSAEK analizados, se incluyeron 51 casos en los que se realizó reDSAEK. Las causas de DSAEK primaria fueron queratopatía bullosa pseudofáquica (PBK) (n=21), distrofia de Fuchs (n=20), queratoplastia penetrante fracasada (n=9) y traumatismo (n=1). Las indicaciones de reDSAEK fueron ECL progresiva (n=35) y rechazo endotelial (n=15). Ninguno de los pacientes fue reintervenido por presentar mala calidad en la interfase del injerto. La AVMC no mostró diferencias significativas entre ambos grupos. La ECL fue también similar entre ambos grupos, así como el defecto refractivo esférico y cilíndrico.

Conclusiones: Después de un fracaso de una DSAEK primaria, una nueva D

26 abril, 2016

 

Autores del artículo original

C De Farias, N Allemann, JAP Gomes Cornea 2016; 35: 438-444

Resumen

Objetivo: Comparar el empleo de membrana amniótica (TMA) versus la realización de un injerto lamelar de córnea (LCT) en el manejo del adelgazamiento corneal.

Métodos: Estudio prospectivo randomizado realizado en pacientes con adelgazamiento corneal en un periodo de 6 meses, incluyendo un total de 19 pacientes. Los pacientes se aleatorizaron de manera consecutiva a TMA o LCT. Las exploraciones fueron realizadas en el momento del diagnóstico y en los días 1, 7,15,30, 90 y 180 días tras la cirugía. Las revisiones de los 30, 90 y 180 días incluyeron biomicroscopía ultrasónica (BMU).

Resultados: La infección herpética fue la causa más frecuente de adelgazamiento corneal (9 ojos) seguida de causas postquirúrgicas (5). Aunque todos los pacientes mostraron un aumento significativo del grosor corneal al final del seguimiento, éste fue superior en los que recibieron LCT. Independientemente de la técnica quirúrgica, todos los pacientes epitelizaron correctamente. Los pacientes que recibieron TMA mostraron una disminución de la neovascularización corneal (NVC) de un 89%. La AVMC

21 marzo, 2016

Autores del artículo original

Maier AK, Gundlach E, Pilger D, Rübsan A, Klaman MJ, Gonnermann J, Bertelman E, Joussen A, Toeun N. Cornea 2016;35:308-312

Resumen

Objetivo: Investigar la tasa y localización de desprendimientos del injerto tras DMEK.

Métodos: Estudio prospectivo sobre 66 ojos intervenidos de manera consecutiva de DMEK que fueron examinados a la semana de la cirug una tasa de desprendimiento del injerto significativamente superior en los sectores inferioresel grupo de PK). La causa de estaía. Un observador único enmascarado analizó la frecuencia y localización de los desprendimientos del injerto por medio de OCT y registró la tasa de rebubbling.

Resultados: En un 56% de los casos se observó desprendimiento parcial periférico del injerto, de los que 22% fue inferior a 2 h, 24% superior a 2 h e inferior a 4h, y 9% superior a 4h. El rebubbling se realizó en desprendimientos superiores a 2 h con edema corneal asociado (33,3%). Se observó una tasa de desprendimiento del injerto significativamente superior en los sectores inferiores. El único factor de riesgo que se correlaciona con el desprendimiento del injerto fue la edad avanzada del paciente.

<

11 febrero, 2016

Autores del artículo original

G Chen, R Tzekov, W Li, F Jiang, S Mao, Y Tong. Cornea 2016;35:169-174

Resumen

Objetivo: Evaluar la eficacia y seguridad de la DALK comparada con la PK en pacientes con patología estromal corneal sin anormalidades endoteliales.

Métodos: Se realizó un meta análisis en las principales bases de datos para encontrar ensayos clínicos randomizados bien diseñados. Las variables de eficacia fueron agudeza visual mejor corregida (BCVA), agudeza visual no corregida (UCVA) y error refractivo postoperatorio. Los parámetros de seguridad fueron pérdida celular endotelial postoperatoria y tasa de rechazos.

Resultados: Se analizaron 5 estudios randomizados y controlados que incluyeron 409 ojos (217 grupo DALK y 192 grupo PK). Tanto la BCVA como la UCVA (logMar) postop fueron significativamente superiores en el grupo de PK. No existieron diferencias estadísticamente significativas en el defecto refractivo postop, en términos de equivalente esférico y astigmatismo. El porcentaje de pérdida de células endoteliales fue significativamente superior en el grupo de PK. El grupo de DALK se asoció a una menor tasa de rechazo endotelial y fracaso del injerto.

Immediate Postoperative Intraocular Pressure Changes After Anterior Chamber Air Fill in Descemet Membrane Endothelial Keratoplasty (DMEK)

21 enero, 2016

Autores del artículo original

Stanzel TP, Ersoy L, Sansanayyudh W, Felsch M, Dietlein T, Bachmann B, Cursiefen C Cornea 2016;35:14-19

Resumen

Objetivo: Monitorizar los cambios de la presión ocular (PIO) inmediatamente tras la inyección de aire en cámara anterior (CA) en DMEK.

Métodos: Se incluyeron 24 pacientes intervenidos de DMEK y 16 más en los que se realizó rebubbling tras DMEK (n=40). Todos tenían una iridectomía inferior realizada y en todos se realizó un taponamiento de la CA prácticamente completo con el objetivo de conseguir una PIO inmediatamente tras la cirugía de 25 mm Hg. La PIO se determinó a 1,2, 3,5, 12, 24 horas y 1 semana postoperatoria.

Resultados: Tras el llenado casi completo de la CA con aire tras DMEK, la PIO aumenta significativamente desde el valor basal de 12 mm Hg hasta una media de 26 +/-4 mm Hg en la primera hora y permanece elevada durante las dos primeras horas, para descender a un nivel similar al basal y permanecer estable durante el seguimiento. En 3 casos se alcanzó una PIO superior a 30 mm Hg en las dos primeras horas (12,5%). Los episodios hipertensivos se controlaron con medicación antiglaucomatosa y posición en decúbito supino. El patr

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies