Buscar profesionales

Corneal Fine Needle Diathermy With Adjuvant Bevacizumab to Treat Corneal Neovascularization in Children

29 julio, 2015

Autores:

Elbaz U, Mireskandari K, Shen C, Ali A.

Resumen

Objetivo: Presentar los resultados de la cauterización con aguja fina (CAF) asociada a la inyección intraestromal y subconjuntival de bevacizumab (BCZ) para la neovascularización corneal (CVas) en niños.Métodos: Revisión retrospectiva de historias clínicas. La eficacia fue evaluada mediante la mejoría de AV, regresión de los CVas y aclaramiento de los depósitos lipidicos. Se recogieron las complicaciones postoperatorias.

Resultados: Se incluyeron 9 ojos de 9 pacientes (edad media 8 ± 4 años) (rango, 4-15 años), con seguimiento de 18 ±  12 meses. 3 ojos tenían historia de herpes y tres tenían anestesia corneal de etiología variada como causas más frecuentes de la CVas. 8 casos mostraron resolución completa y un caso mejoría parcial de la CVas. La queratopatía lipídica desapareció. Se registró una mejoría visual significativa.

Conclusiones: La CAF asociada a inyección de BCZ es efectiva en el tratamiento de las CVas en niños.

Comentario

La CVas puede ocurrir como respuesta a múltiples etiologías, y presenta algunas secuelas asociadas que pueden limitar la función visual como la fibrosis corneal, astigmatismo irregular, edema, haze y depósitos lipídicos. El uso de la CAF asociada a la inyección de BCZ se ha empleado con éxito en adultos en el preoperatorio de la queratoplastia para mejorar las características del lecho receptor1. Cada una de las medidas por separado presenta algunas limitaciones. BCZ no es eficaz en los neovasos maduros cubiertos por pericitos que ya no son dependientes del VEGF, mientras que la CAF que sí puede actuar frente a estos vasos maduros, puede producir liberación de factores proangiogénicos, producir cierta contracción del colágeno corneal e insuficiente respuesta cuando existen colaterales establecidas. Por ello, la asociación de ambas medidas podría suponer un tratamiento mucho más integral de la CVas. Hasta ahora, es la única serie que comunica el efecto de esta combinación en niños.

En cuanto a la técnica quirúrgica, ésta fue realizada bajo anestesia general. Se insertó a nivel intraestromal en la proximidad del vaso una aguja curva de una sutura de nylon 10-0 desprovista del nylon y posteriormente se aplicó diatermia unipolar al extremo distal de la aguja a la mínima potencia necesaria para producir un blanqueamiento del vaso con mínima contracción tisular. Posteriormente se inyectó BCZ intraestromal a dosis de 25 mg/ml en el estroma profundo (2.5 mg en 0.1 ml por cuadrante afecto) hasta producir blanq     ueamiento vascular, inyectando el resto en el espacio subconjuntival. Posteriormente, los pacientes recibieron moxifloxacino tópico durante 1 semana y prednisolona 1% en pauta decreciente lenta. En respondedores a corticoides se empleó fluorometolona en vez de prednisolona. En los pacientes con antecedentes de herpes se empleó tratamiento con aciclovir VO a una dosis ajustada al peso. A los pacientes con anestesia corneal se les realizó una tarsorrafia lateral permanente antes del tratamiento combinado.

En cuanto a los resultados, 8 de 9 ojos tratados (88.9%) mostraron resolución completa de la CVas y mantuvieron corneas libres de vasos durante un periodo de seguimiento de 18 ±  12 meses. El engrosamiento estromal se resolvión en todos los casos en el plazo de 1 mes desde la inyección. La AVMC mejoró de forma significativa un promedio de 2 líneas  (p=0.02) Se observó además desaparición de la queratopatía lipídica en 3/5 ojos un tiempo después del cierre de los neovasos.

 

Conclusión

Los autores comentan finalmente que la combinación de CAF seguida de la inyección intraestromal de BCZ es su opción preferida porque este tipo de inyección asegura la concentración más elevada en el estroma corneal, superior a la alcanzada por vía subconjuntival2. Además, la administración de BCZ tras la cauterización de los vasos permitiría una mayor saturación estromal y una mayor duración del efecto, lo cual es especialmente importante en niños. Además, de esta forma se conseguiría reducir la administración tópica postoperatoria de BCZ y corticoides tópicos.


AUTOR:
DAVID DIAZ VALLE.
Hospital Clínico San Carlos. Madrid.

 

[1] Koenig Y, Bock F, Kruse FE, et al. Angioregressive pretreatment of

mature corneal blood vessels before keratoplasty: fine-needle vessel

coagulation combined with anti-VEGFs. Cornea. 2012;31:887892.

 

[2] Dastjerdi MH, Sadrai Z, Saban DR, et al. Corneal penetration of topical

and subconjunctival bevacizumab. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2011;52:

87188723.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies