Buscar profesionales

Desprendimiento de retina

La mayoría de los Desprendimientos de Retina están causados por uno o varios agujeros retinianos a través de los cuales puede pasar líquido desde el espacio vítreo a un espacio que se forma entre la retina y la pared posterior del ojo, haciendo que la retina se vaya separando o desprendiendo. Es una de las enfermedades oculares más graves y de peor pronóstico si no es tratada.

¿Por qué se produce?

El gel vítreo, material trasparente que rellena el globo ocular, está adherido a la retina. A medida que se envejece, el vítreo cambia de forma y se encoje, por lo cual estira la retina y puede dañarla. Otras causas frecuentes son la dificultad de ver de lejos (miopía) y la inflamación dentro del ojo.

¿Qué problemas produce?

La porción de la retina que está desprendida no funcionará adecuadamente y aparecerá un telón, una, borrosidad o mancha ciega en la visión. Si el desprendimiento no se trata puede producir atrofia de la retina (disminuye de tamaño y función), inflamación ocular crónica e incluso, con el tiempo, la atrofia del globo ocular con perdida completa de visión. Muchas veces los globos oculares atróficos producen dolor y deberán extirparse.

Si la retina se coloca en su lugar en un periodo corto de tiempo (días) habitualmente recupera un funcionamiento casi normal, recobrándose gran parte de la visión perdida.

¿Qué le vamos a hacer?

1. Descripción del procedimiento

En qué consiste: La cirugía del desprendimiento de retina se hace en varios pasos…

• Cómo se realiza:

  1. Recolocar la retina a su sitio: se hace empujando hacia fuera la pared globo ocular hacia ella, mediante la colocación de cinturones o trozos de silicona. En algunos casos especiales, también se empuja la retina desde dentro del ojo introduciendo en éste una burbuja de aire o de gas.
  2. Cerrar el desgarro o rotura causante del desprendimiento: el cierre se realiza creando una cicatriz en los bordes del desgarro con láser o con frío (congelamiento).
  3. En los casos más complicados se intervienen mediante Vitrectomía, que consiste en una cirugía compleja desde el interior del ojo, con el objetivo de eliminar todo el vítreo (líquido transparente que rellena el globo ocular). Se introducen en el ojo unos instrumentos muy pequeños para eliminar el vítreo y para sustituirlo, se introduce líquido, gas u otras sustancias dentro del globo ocular.

• Cuánto dura: dependiendo de la enfermedad de 1 hora a 3 horas.

• Qué pasa después:

  1. El ojo estará inflamado después de la intervención, ya que se trata de una cirugía muy traumática. También puede aparecer dolor y molestias tras la intervención.
  2. Será necesario acudir a revisiones oftalmológicas frecuentes.
  3. En algunos casos, al finalizar la intervención, se deja el ojo lleno de aire, gas o aceite de silicona, lo que obligará al paciente a guardar una determinada posición, frecuentemente boca abajo, los días siguientes a la cirugía, a veces hasta un mes.
  4. Si se ha dejado aceite de silicona puede ser necesaria una segunda intervención para extraerlo unos meses después. En determinadas situaciones deberá mantenerse indefinidamente.
  5. Si la respuesta es buena, irá recobrándose la visión progresivamente a lo largo de 6 a 12 meses, aunque esto dependerá de la propia enfermedad.
  6. Una intervención puede no ser suficiente para lograr la curación, quedando la retina desprendida al día siguiente o apareciendo un nuevo desprendimiento durante las primeras semanas o meses. En estos casos, es necesario volver a operar para intentar obtener la curación, aunque el pronóstico empeora cuantas más intervenciones sean necesarias para controlar la enfermedad.

¿Qué riesgos tiene?

1. Riesgos generales:

Aunque son raras, se pueden presentar las siguientes complicaciones:

– Derivados de la cirugía: infección grave, hemorragia (sangrado), catarata, separación de los bordes suturados, aumento o disminución de la tensión ocular.

– Tras varias intervenciones o en cirugía complicadas, el ojo puede sufrir una inflamación intensa con fuertes dolores y, posterior, atrofia. Es una complicación muy grave, aunque poco frecuente, que puede llevar a la pérdida de la visión o, incluso, del ojo.

2. Riesgos personalizados:

Pueden aparecer riesgos y complicaciones derivados de la/s enfermedad/es que padece.

3. Beneficios del procedimiento a corto y medio plazo:

La recuperación parcial o total de la visión.

¿Qué otras alternativas hay?

No existen.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies