Buscar profesionales

Blog Fellowship AJOE – Gonzalo de Oteyza

¿Quién eres y a qué te dedicas actualmente?

Soy Gonzalo García de Oteyza Delbès, adjunto de tercer año y subespecialista en Córnea y Cirugía Refractiva. En la actualidad compagino mi trabajo en la sanidad pública y privada. En la sanidad pública me dedico fundamentalmente al segmento anterior y estoy formando la unidad de Córnea y de Superficie Ocular de mi hospital, donde hasta el momento no se atendían pacientes quirúrgicos de Córnea. En la clínica familiar privada, me dedico fundamentalmente a la cirugía refractiva así como a los casos de estrabismo y oftalmología pediátrica ayudando a mi padre. Por otro lado, le sumo mi actividad investigadora pues estoy en mi último año de Tesis Doctoral sobre anillos intracorneales asimétricos en queratocono.

 

¿Dónde te formaste como médico y por qué decidiste hacer un fellowship?

Realicé la residencia en el Centro de Oftalmología Barraquer y ahí fue donde empecé a interesarme intensamente en la Córnea y en la Cirugía Refractiva de la mano de Juan Álvarez de Toledo y Rafael Barraquer. La dificultad de los casos que vi durante mi residencia y las últimas técnicas quirúrgicas que aprendí, me hicieron sentir mucha curiosidad por esta subespecialidad y me animó a seguir investigando y formándome. Desde el principio de la residencia tuve intención de marcharme al extranjero para continuar mi formación. Existían ya muchos casos en la oftalmología española de adjuntos que se habían marchado al extranjero para hacer un fellow y todos ellos son en la actualidad oftalmólogos de gran prestigio. Por otra parte, creo que es fundamental “salir del nido” y ver otras maneras de trabajar. Es muy enriquecedor vivir una experiencia en la que todo es nuevo porque aprendes a ver la medicina desde otro punto de vista. Pensé que a nivel quirúrgico, un fellow podría ser una gran opción para mejorar mis capacidades y que a nivel investigador podría sacarle mucho partido para poder publicar artículos. En definitiva, para mi, un fellow representaba una forma excelente para mejorar mi formación, ver otras maneras de trabajar, y vivir una excepcional experiencia.

 

¿En qué país te formaste como fellow y por qué?

Decidí formarme en la Asociación Para Evitar la Ceguera en México de la Ciudad de México por varios motivos. En primer lugar, conocía a varios españoles que estuvieron realizando su subespecialización ahí (Carmen Triviño, Blanca Poyales, Alejandro Álvarez) que me hablaron maravillas de ese lugar. En segundo lugar, sabía que la oftalmología que me iba a encontrar en México iba a ser totalmente diferente a todo lo que había visto en España. Al ser un país con mayor tasa de pobreza que los países europeos, los casos que se pueden ver en México son mucho más extremos debido a que la población retrasa (por motivos económicos) todo lo posible acudir al médico. Además la Ceguera es el centro de referencia en oftalmología de todo el país  lo que aseguraba la llegada de los casos más complejos que provenían de todos los rincones de la geografía mexicana. En tercer lugar, este fellow combina a la perfección la parte clínica con la parte quirúrgica. Se trata de un fellow de un año cuyas semanas se reparten en 3 días de consultas y 2 días de quirófano. De entre los días de consulta, uno de ellos eres el encargado de las urgencias. Esos días, uno se puede encontrar de todo; desde traumatismos lacerantes, perforantes, queratitis de cualquier etiología infecciosa, problemas con trasplantes, queratoconos agudos, problemas de superficie relacionados con enfermedades generales descompensadas, tumores, etc. Todos esos casos son de extrema gravedad y hacen que te curtas muy deprisa y que puedas perder el miedo de manera inmediata. El otro aspecto positivo respecto a los días de consulta es que todo paciente que entra por la puerta del departamento de Córnea o Cirugía Refractiva acude por un problema en la parte anterior del ojo lo que hace veas un gran volumen de pacientes de tu subespecialidad y te formes de forma muy adecuada. Respecto a los días quirúrgicos, hay un día de cirugía refractiva en la que se hacían procedimientos como PRK, LASIK, SMILE, cross-linking y anillos intracorneales y otro día de cirugía de trasplantes. Al final del fellow sales con un volumen quirúrgico muy importante, en mi caso mas de 300 cirugías refractivas y 74 trasplantes de córnea. Por último, decidí formarme en México porque me interesaba mucho su cultura y además es un país hermano al que nos une la lengua y por lo tanto todo iba a ser más sencillo.

 

¿Cómo fue tu experiencia y qué consejos darías?

La verdad es que aquel año en México ha sido el mejor año profesional y probablemente personal de mi vida. A nivel profesional crecí como oftalmólogo en todos los aspectos. Conseguí una buena formación teórica y clínica, me curtí a nivel quirúrgico, aumenté considerablemente mi producción literaria y mejoré considerablemente en el plano humanista. Ser médico en México viniendo de España te hace ver la vida desde otra perspectiva y te devuelve a la Tierra de una manera feroz.

 

Mi consejo para alguien que quisiera formarse en la Ceguera sería que aprovechen el tiempo. Es un año de formación y lo tienen que exprimir hasta la última gota. La seguridad que te da volver de México con una formación tan buena, permite que puedas enfrentarte a cualquier caso.

 

¿Cómo se realiza el proceso?

Lo primero es entrar en la página web del hospital en el apartado de alta especialidad para poder obtener todos los datos acerca de fechas importantes y documentos a presentar: https://apec.org.mx/enseñanza/alta-especialidad

 

A partir de ahí, se presenta de manera oficial la candidatura para poder optar a una plaza de fellow. Todo este proceso se hace a través de correo electrónico. Se tiene que mandar el CV, los artículos publicados, una carta del candidato explicando porque está interesado en entrar y un par de cartas de recomendación. Una vez aceptada la solicitud por parte del hospital, el aspirante recibe una fecha de convocatoria para hacer unos exámenes y una entrevista. Hay 4 tipos de exámenes: uno es de oftalmología general de dificultad tipo ICO; el segundo es puramente de la subespecialidad a la que se opta; el tercera es un psicotécnico y el cuarto es un examen de habilidades quirúrgicas con un simulador. La entrevista se realiza en presencia de todos los adjuntos (ahí se les llama adscritos) del servicio al que se opta. En esa entrevista se suele hablar de las motivaciones del aspirante, su CV, alguna pregunta de índole personal, etc. En general, se suele concentrar todo en dos días y los resultados del proceso de selección suelen ser públicos en menos de una semana. Mucha gente antes de presentarse a la convocatoria decide ir a rotar por el servicio durante 1 o 2 meses. Creo que es una opción interesante por dos motivos. En primer lugar, sirve para poder conocer el servicio, la manera de trabajar, el hospital, el volumen de pacientes y la exigencia del hospital. Por otro lado, el aspirante tiene la posibilidad de enseñar al servicio su manera de trabajar, de ser y sus ganas de poder entrar en ese servicio. Eso siempre ayuda si se hace bien.

 

En definitiva, yo recomiendo al 100% un fellow en el hospital de la Ceguera en la Ciudad de México. Al fin y al cabo, un año en el extranjero no es tanto en una vida, y si se hace, creo que los beneficios profesionales y personales superan ampliamente los pocos contras que puedan existir.   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies