Buscar profesionales

Papel de la educación en la asociación entre miopía y orden del nacimiento

2 diciembre, 2015

Autores:

Jeremy A. Guggenheim, PhD; Cathy Williams, MBBS, PhD, FRCOphth ; del  UK Biobank Eye and Vision Consortium

Resumen

Un trabajo previo consistente e un análisis de cohortes realizado en el Reino Unido e Israel en sujetos entre 15 y 22 años mostraba una mayor proporción entre la miopía y alta miopía en sujetos primogénitos respecto al resto (en una tasa aproximada de un 10%). La hipótesis que maneja este trabajo es queposiblemente una mayor atención a los primogénitos hace que  la exposición a la educación sea el factor directo causante del incremento de la miopía, siendo el orden del naciemiento una variable de confusión.

Diseño:Estudio de casos y controles realizado en participantes del UK Biobank Eye and Vision Consortium reclutados entre 2006 y 2010. Se seleccionan los participantes entre 40 y 69 años en los cuales se había estudiado la visión, de raza blanca y sin historia referida de enfermedades oculares.  Se incluyen un total de 89120 sujetos. Se define miopía simple como una refracción mayor de -0.75 D y menor de -6 D y la alta miopía como mayor de -6 D. Los datos relativos al orden de nacimiento, calificación educativa y otras potenciales variables de confusión se obtienen mediante cuestionario. Se utiliza un modelo de regresión logística con ajuste para la edad y sexo (modelo1) y con ajunte para edad, sexo y calificación educativa (modelo 2)

Resultados:

En el modelo 1, que no fue ajustado para la educacion, el orden de nacimiento se asoció al grado de miopía y alta miopía. El odds ratios (Ors) entre primogénitos y sujetos nacidos en segundo lugar fue de  1.12; 95% CI, 1.08-1.16; P = 1.40E-11 y OR, 1.21; 95% CI, 1.11-1.30; P = 3.60E-06 para miopía y alta miopía respectivamente. El riesgo de miopía fue progresivamente menor para un orden de nacimiento más tardío, lo que sugiere un modelo de dosis-respuesta. En el modelo 2, que fue ajustado para la educación, la magnitud del efecto disminuyó en aproximadamente el 25%  (OR, 1.09; 95% CI, 1.05-1.12; P = 1.30E-06 y OR, 1.15; 95% CI, 1.06-1.25; P = 4.60E-04 para miopía y alta miopía respectivamente). El modelo dosis respuesta no apareció para nacimientos sucesivos.

Comentario

Se ha descrito una fuerte correlación entre el desarrollo de miopía e influencias genéticas, el tiempo acumulado que está el sujeto en lugares exteriores y el tiempo utilizado en realizar trabajos que impliquen visión cercana (incluyendo actividades educacionales). De manera menos robusta se han descrito asociaciones con la edad materna, hábito tabáquico materno, edad gestacional, estación en la que ocurrió el nacimiento y el orden de nacimiento dentro de la familia.

Este último factor fue positivo en algunas series de pacientes, lo que se corrobora en la serie recogida en este trabajo. Se tuvieron en cuenta posibles variables de confusión, que resultaron negativas, excepto para la exposición a la educación. Si bien la relación entre el grado de miopía y el orden de nacimiento no se eliminó por completo, sí disminuyó y desparceció su carácter dosis-dependiente. Los autores sugieren que podrían existir otras variables de confusión semejantes a la exposición a la educación que podrían abolir por completo el efecto causa-efecto entre orden de nacimiento y miopía. Los datos sugieren fuertemente una causa ambiental y no genética.

Entre las debilidades del estudio encontramos que los datos se obtuvieron de los propios pacientes y la variabilidad de la muestra. La selección  de pacientes tampoco fue aleatoria. Tampoco se determinó ni siquiera aproximadamente el tiempo total de exposición a lugares exteriores.

Estos resultados sugieren que la reducida intensidad de la educación en sucesivos órdenes de nacimiento supone un papel protector en la aparición de la miopía.

Conclusión

Los primogéntitos muestran un riesgo aumentado de aproximadamente el 10 % en desarrollar miopía que los no primogénitos.  Sin embargo, el ajuste con la exposición a la educación produce una reducción de este efecto, sugiriendo que un tiempo reducido para los no primogénitos podría ser la causa real de al menos parte de este efecto.

 

AUTOR:
Pedro Beneyto

Bibliografía:

Guggenheim  JA, Northstone  K, McMahon  G,  et al.  Time outdoors and physical activity as predictors of incident myopia in childhood: a prospective cohort study. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2012;53(6):2856-2865.

Mandel  Y, Grotto  I, El-Yaniv  R,  et al.  Season of birth, natural light, and myopia. Ophthalmology. 2008;115(4):686-692

Guggenheim  JA, McMahon  G, Northstone  K,  et al.  Birth order and myopia. Ophthalmic Epidemiol. 2013;20(6):375-384

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies