Buscar profesionales

Incidence of presumed endophthalmitis alter intravitreal injection performed in the operating room . A retrospective Multicenter study

18 enero, 2014

Autores: 
Heather Casparis, Thomas J Wolfensberger, Matthias Becker, Gerhard Eich, Nicole Graf, Aude Ambresin, Irmela Mantel, Stephan Michels

Resumen

La endoftalmitis (EO) post inyección intravítrea de ANTI-VEGF constituye la complicación mas severa, pues se asocia a gérmenes mas virulentos especialmente estreptococos con visiones residuales de contar dedos o peor y hasta un 25% de enucleaciones. Esta incidencia varía entre 1 /1500 y 1/5500 en un metanálisis de los ensayos clínicos y estudios retrospectivos . En este trabajo intentan valorar si el tratamiento de estos enfermos en un quirófano con la misma consideración de cualquier acto quirúrgico oftalmológico minimiza el riesgo de endoftalmitis y qué valor tiene el empleo de antibióticos pre y post-inyección.

– Se analizaron de manera retrospectiva todas las inyecciones intravítreas por antivegf ( pegapatanib, ranibizumab , bevacizumab y aflibercept) realizadas en 2 hospitales suizos entre 2004 y 2011 , como procedimiento aislado, considerando endoftalmitis toda reacción inflamatoria que preciso de antibióticos intravítreos.

Las inyecciones se realizaron en quirófano (flujo laminar), con máscara, guantes y material estéril, campo fenestrado autoadhesivo estéril, anestésico estéril, povidona yodada al 5 al 10% durante 2 a 5 minutos en saco conjuntival, y povidona yodada al 10% de la piel periocular. Se establecieron 2 grupos uno con antibioterapia tópica postinyección durante 1 semana y otro grupo sin ella.

Resultados: Se realizaron 40011 inyecciones, presentándose 3 endoftalmitis ( riesgo por inyección de 1 por 13371 iny – incidencia de 0,0075% por inyección ( 95% CI: 0,0026 – 0,0220%) . 2 casos en el grupo con antibióticos post-inyección (2 de 12234 inyecciones) y 1 en el grupo sin antibióticos ( 1 de 26777 inyecciones)(sin diferencia estadística). Todos los casos se produjeron en el grupo de ranibizumab ( 3 de 36398 inyecciones ) , siendo 0 en el conjunto de los otros antivegf ( 0 de 3613) sin diferencia estadística significativa. En todos los casos el cultivo fue negativo con recuperación parcial o completa de la visión.

Comentario

– La incidencia de endoftalmitis en el grupo estudiado es mas baja que lo presentado en la literatura. Si se compara con el meta-análisis publicado por Mc Cannel en USA, sobre 105536 inyecciones se presentaron 52 casos de endoftalmitis con un ratio de incidencia de 0,049% ( 95% CI: 00,38 – 0,065 %) 1 cada 2029 inyecciones, diferencia estadísticamente significativa con respecto a los datos del estudio. ( sin embargo en dicho metanálisis no todos los grupos tienen bien definido si se pusieron en quirófano ó en la consulta, por ejemplo el estudio MARINA ó ANCHOR, aunque esta última es la practica habitual en USA.

En 2012 Abell RG y colaboradores encontraron también una menor incidencia de endoftalmitis en el grupo tratado en quirófano con respecto al grupo tratado en la consulta ( 0% en 8873 inyecciones en quirófano frente a 0,12% ( 4 de 3376) en consulta.

Los autores, partiendo de la incidencia de endoftalmitis en su grupo y comparándolo con el del estudio de Mc Cannel hacen una estimación de que el tratamiento en quirófano podría haber evitado 331 endoftalmitis en USA en 2008.

Con respecto al uso de antibióticos pre-inyección, la baja incidencia de EO en el estudio a pesar de no usar antibióticos pre-inyección apoya la falta de beneficio de dicha medida.

Con respecto al uso de antibióticos post-inyección ha sido cuestionado por varios trabajos ya que podría incrementar las resistencias y aumentar la tasa de endoftalmitis. El estudio presentado no permitir concluir de manera definitiva aunque hay una tendencia en el mismo sentido.

Conclusiones

1º- El estudio presentado demuestra una tasa de endoftalmitis muy baja (1 cada 13.373 inyecciones IV de antivegf) cuando se realizan en condiciones de esterilidad de un acto quirúrgico y empleo de povidona yodada.

2º- La baja tasa de EO sin el empleo de antibioterapia pre-inyección contribuye a confirmar la poca efectividad de dicha medida.

3º- Existe una tendencia sin valor estadístico a que el empleo de antibióticos post-inyección no sea efectiva en el control de la tasa de endoftalmitis postquirúrgica.

AUTOR:
Dr. F. Clement Fernándes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies