Buscar profesionales

Drusen Volume as a Predictor of Disease Progression in Patients With Late Age-Related Macular Degeneration in the Fellow Eye

8 abril, 2016

Autores del artículo

Abdelfattah NS1, Zhang H2, Boyer DS3, Rosenfeld PJ4, Feuer WJ4, Gregori G4, Sadda SR1. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2016 Apr;57(4):1839-46. doi: 10.1167/iovs.15-18572.

 

Ante la importancia epidemiológica de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) como causa de ceguera en el mundo desarrollado, es imperativo buscar factores de riesgo que permitan detectar esta enfermedad y aplicar tratamientos en fases tempranas.

La tomografía de coherencia óptica, sobre todo de dominio espectral y en modo swept-source, se ha convertido en la base de las exploraciones en los pacientes con DMAE, observando en ella drusas grandes y áreas de hiper e hipopigmentación del epitelio pigmentario de la retina (EPR)

La medida de dichas áreas (y recientemente volúmenes) aparece ya como parámetro en los ensayos clínicos y estudios poblacionales, propuesto como factor de riesgo de DMAE grave.

 

Resumen

Se diseñó un estudio retrospectivo en el se escogió pacientes que habían sufrido DMAE neovascular en un ojo y presentaban alteraciones contralaterales. Disponían de múltiples capturas de tomografía de coherencia óptica (OCT) Cirrus de cada sujeto, la única tecnología apobada para el análisis y cuantificación de drusas.

Se recogió la historia médica y oftalmológica completa de 89 pacientes, cuyas OCT se analizaron mediante círculos centrados en la fóvea de 3 y 5 mm en los que se cuantificaron las áreas y volúmenes ocupados por drusas. También se evaluaron alteraciones tomográficas, con objeto de excluir signos de neovascularización.

La cantidad de atrofia geográfica se midió por dos observadores en régimen de doble ciego. Buscaron adelgazamientos bruscos de la banda EPR, pérdida de la zona de elipsoides e incremento de la señal procedente de la coroides, parámetros más específicos que los que automáticamente genera Cirrus.

El volumen de drusas (punto de corte en 0,03 milímetros cúbicos) se correlacionó con el desarrollo de neovascularización o atrofia geofráfica a los 12 y 24 meses mediante regresión lineal.

Inicialmente el volumen de drusas era bajo o muy bajo. En los pacientes que no evolucionaron a DMAE, el volumen aumentó significativamente pero permaneció bajo. Aquellos que sí evolucionaron a DMAE eran los que al inicio presentaban volúmenes de drusas más altos.

El resto de características basales evaluadas no resultaron significativamente asociadas como predictores de DMAE. Sin embargo, considerando el círculo más pequeño y en el punto de corte de 12 meses el hábito tabáquico presentó un riesgo alto, sin alcanzar significación estadística.

El punto de corte escogido, basándose en estudios anteriores resultó estadísiticamente significativo a la hora de clasificar los pacientes de alto y bajo riesgo de progresar. La concordancia entre evaluadores fue muy alta.

 

Comentario

A pesar de tratarse de un estudio pequeño y retrospectivo (sin otras pruebas diagnósticas que lo apoyen) el volumen de las drusas puede resultar un buen predictor de la progresión a DMAE, como ya habían sugerido estudios previos. Al cuantificar un área no estimamos sus bordes abruptos y un pequeño cambio en superficie origina un gran cambio volumétrico.

Este parámetro es más fiable y reproducible que las áreas de drusas medidas en fotografías en color. Permitirá con su seguimiento predecir la aparición de áreas de atrofia o neovascularización si se encuentra descensos volumétricos bruscos que sugieran el colapso de un área de drusas.

En el diseño de futuros ensayos clínicos los umbrales de riesgo en el volumen de drusas deberán escogerse cuidadosamente, puesto que si establecemos umbrales altos podemos pasar por alto áreas de colapso de drusas que preceden a áreas de atrofia.

 

Conclusiones

La monitorización volumétrica de las drusas puede ser un método interesante para controlar la evolución de los pacientes con alto riesgo de desarrollar DMAE exudativa.

 

Firma del autor

Esther Rodríguez Domingo
Servicio de Oftalmología
Complejo asistencial universitario de León

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies