Buscar profesionales

Desprendimiento del epitelio pigmentario de la retina en pacientes con degeneración macular: resultados tras la fase de carga con ranibizumab

24 octubre, 2013

Autores:
PETER STALMANS MD,  JAY S.DUKER MD,  PETER K. KAISER MD,  JEFFREY S. HEIER MD,  PRAVIN U. DUGEL MD,  ARND GANDORFER MD,  J.SEBAG MD,  JULIA A. HALLER MD

 

Resumen

El objetivo de este estudio prospectivo fue determinar los resultados tras la fase de carga con ranibizumab en pacientes con desprendimiento del epitelio pigmentario de la retina (DEP) secundario a degeneración macular asociada a la edad (DMAE). El objetivo primario del estudio era evaluar la reducción de la altura del DEP y el objetivo secundario era determinar los factores influyentes en la regresión del DEP. Se incluyeron 54 ojos que recibieron tres inyecciones intravítreas mensuales consecutivas de ranibizumab (fase de carga). La última revisión de los pacientes se realizó 14 semanas tras el tratamiento inicial. El 56% de los casos presentaron un DEP fibrovascular, el 31% un DEP seroso vascularizado y el 13% un DEP secundario a proliferación angiomatosa de la retina (RAP).

La altura media del DEP disminuyó significativamente de 515 micras (DS:268) a 294 micras (DS:201) en la semana 14 (p<0.01). El grado máximo de regresión se observó tras la primera inyección de ranibizumab. Se produjo una resolución completa del DEP en el 15% de los casos (8 ojos). En el 11% de los casos la altura del DEP no se modificó significativamente con el tratamiento y en el 13% de los casos la altura aumentó más del 20%. En global, una reducción de la altura del DEP mayor de 270 micras se detectó en el 78% de los casos.

El porcentaje de casos con fluido subretiniano disminuyó del 71% a nivel basal al 25% a las 14 semanas. De forma parecida, la presencia de fluido intrarretiniano se redujo del 77% al 27%.

La agudeza visual media mejoró 1 línea logMAR. Se produjo una rotura del epitelio pigmentario de la retina (EPR) en el 6% de los casos (n=3). En dos casos ocurrió tras la segunda inyección intravítrea de ranibizumab y en el otro caso tras la tercera inyección.

Los autores usaron un modelo modificado de regresión logística y encontraron que la presencia de depresión foveal y el grosor retiniano tenían influencia estadísticamente significativa en los resultados morfológicos encontrados.

Comentario

El DEP asociado a DMAE es una entidad clínica de difícil tratamiento.1 Las inyecciones intravítreas de fármacos anti-VEGF han demostrado una eficacia muy variable, pero en general menor que en otras formas de neovascularización coroidea.2,3 El tratamiento suele ser eficaz para disminuir el fluido subretiniano o intrarretiniano asociado al DEP, pero no siempre consigue reducir la altura y el volumen del DEP. Además, después de las inyecciones se puede producir una rotura del EPR, que suele conllevar una disminución importante e irreversible de la agudeza visual si afecta a la fóvea.4

El presente estudio evalúa los resultados en pacientes con DEP tras la fase de carga con tres inyecciones mensuales consecutivas de ranibizumab intravítreo. Los autores observan un efecto beneficioso del tratamiento, con una reducción promedio de la altura del DEP del 49%. No obstante, tan sólo se produjo una resolución completa del DEP en el 15% de los casos.

Una de las limitaciones principales del estudio es que el seguimiento es corto, ciñéndose al análisis de los resultados tras la fase de carga. La DMAE es una enfermedad crónica y, por consiguiente, se necesitan resultados a largo plazo antes de validar la eficacia y seguridad de un determinado tratamiento.

Otra limitación es que los autores utilizaron para el estudio un OCT de dominio temporal. Actualmente disponemos de OCTs de dominio espectral que aportan mayor definición de imagen y mejores sistemas de cuantificación para los parámetros morfológicos. Por tanto, con un OCT de dominio espectral los resultados del estudio hubieran podido ser distintos.

Conclusión

    • El DEP asociado a DMAE presenta unas características especiales que lo diferencian de otras formas clínicas de neovascularización coroidea.
    • Las inyecciones intravítreas de ranibizumab son eficaces para disminuir la altura del DEP y para reducir el fluido subretiniano y/o intrarretiniano asociado.
    • En pocos casos el tratamiento consigue una resolución completa del DEP.
    • Como complicación puede producirse una rotura del EPR que puede conllevar una pérdida importante e irreversible de la agudeza visual.

AUTOR:
Luis Arias Barquet
Jefe de Sección de Retina médico-quirúrgica del Hospital Universitario de Bellvitge (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona)
Profesor Asociado de la Universidad de Barcelona.

Referencias:

  1. Pauleikhoff D, Loffert D, Spital G, et al. Pigment epithelial detachment in the elderly. Clinical differentiation, natural course and pathogenetic implications. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol 2002; 240: 533-538.
  2. Lommatzsch A, Heimes B, Gutfleisch M, et al. Serous pigment epithelial detachment in age-related macular degeneration: comparison of different treatments. Eye 2009; 23: 2163-2168.
  3. Arias L. Treatment of retinal pigment epithelial detachment with antiangiogenic therapy. Clin Ophthalmol 2010; 4: 369-374.
  4. Yeh B, Ferrucci S. Retinal pigment epithelium tears after bevacizumab injection. Optometry 2011; 82: 152-157.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.