Buscar profesionales

Curso clínico y formación de cataratas con un tiempo de seguimiento de diez años tras la implantación de lentes fáquicas para miopía

21 mayo, 2016

Autores artículo original

Ivo Guber; Victoria Mouvet; Ciara Bergin; Sylvie Perritaz; Philippe Othenin-Girard; François Majo. JAMA Ophthalmol. 2016;134(5):487-494

 

Relevancia y Objetivo

Las lentes fáquicas epicristalinianas (ICLs) se han convertido en una opción estandar en el tratamiento refractivo de la alta miopía o asigmatismo, en pacientes en los que no puede realizarse una técnica de ablación corneal. A corto y medio placo los resultados son buenos respecto a la estabilidad refractiva, eficacia y seguridad. Sin embargo la aparición de catarata es una complicación potencial a largo plazo y el objetivo de este trabajo es determinar su prevalencia en un tiempo de seguimiento de diez años, así como otros parámetros clínicos.

 

Método

Se estudian 133 ojos de 78 pacientes que fueron sometidos a un umolante de ICL modelo V4 entre enero de 1998 y diciembre de 2004 en el Jules-Gonin Eye Hospital, Lausanne, Suiza. El análisis de datos se realizo entre enero y mayo de 2014. Los tipos de ICLs fueron 53 modelos V4 de −15.5 D o mayor, 73 modelos V4 de menos de −15.5 diopter (D), y 7 modelos V4 tóricas para el tratamiento de la miopía. Se evalúan el porcentaje de cirugía de la catarata, opacidades cristalinianas, hipertensión ocular y estabilidad y eficacia refractiva.

 

Resultados

Se estudian un total de 33 ojos de 78 pacientes (34 hombres y 44 mujeres, con edad media de 38.8 [9.2] años en el momento de su inclusión). El porcentaje de opacidad corneal fue de 40.9% (95% CI, 32.7%-48.8%) y 54.8% (95% CI, 44.7%-63.0%) a 5 y 10 años respectivamente. Se realizó facoemulsificación en 5 ojos (4.9%; 95% CI, 1.0%-8.7%) y 18 eyes (18.3%; 95% CI, 10.1%-25.8%) a los 5 y 10 años de implante de la ICL. La medida del vault (distancia entre la cara posterior de la superficie de la ICL y la cara anterior del cristalino fue como media de 426 (344) μm tras la cirugía y decreció a 213 (169) μm a los 10 años. Un valor menor de vault se asoció con el desarrollo de opacidad cristaliniana y con la realización de facoemulsificación (P = .005 y .008, respectivamente). La PIO fue de 15 mm Hg postoperatoriamente y no hay aumento significativo en los 10 años de seguimiento (16 mm Hg, P =  .02). A los 10 años 12 ojos (12.9%; 95% CI, 5.6%-19.6%) desarrollaron hipertensión ocular y precisaron de medicación tópica. Alos diez años la media del índice de seguridad (media postoperatoria de la agudeza visual lejana con corrección dividido entre la media preoperatoria) fue de 1.25 (0.57), con un equivalente esférico media al año postoperatiorio de −0.5 D y de −0.7 D a los diez años.

 

Conclusiones

Aunque el implante de ICLs muestra que la eficacia y estabilidad refractiva a 10 años postoperatorio son buenos y equivalentes a los valores del postoperatorio inmediato, no sucede lo mismo con el porcentaje de formación de opacidades cristalinianas y la aparición de hipertensión ocular. Este hecho tiene importantes implicaciones clínicas y éticas. A este respecto una inforamación detallada del pronóstico a largo plazo debería ser proporcionada al paciente. Por otro lado el estudio tiene limitaciones: se trata de un trabajo prospectivo sin grupo control, con lo que su grado de evidencia no es el mejor, aunque este diseño sea inevitable en estudios que muestran una seguimiento tan a largo plazo. Además, el diseño de las ICLs ha ido evolucionando en este tiempo y es posible que los índices de complicaciones puedan ser diferentes con los nuevos modelos.

 

Bibliografía

Kamiya  K, Shimizu  K, Aizawa  D, Igarashi  A, Komatsu  M, Nakamura  A.  One-year follow-up of posterior chamber toric phakic intraocular lens implantation for moderate to high myopic astigmatism. Ophthalmology. 2010; 117(12): 2287-2294.

Kamiya  K, Shimizu  K, Igarashi  A, Hikita  F, Komatsu  M.  Four-year follow-up of posterior chamber phakic intraocular lens implantation for moderate to high myopia. Arch Ophthalmol. 2009; 127(7): 845-850.

Jiménez-Alfaro  I, Benítez del Castillo  JM, García-Feijoó  J, Gil de Bernabé  JG, Serrano de La Iglesia  JM.  Safety of posterior chamber phakic intraocular lenses for the correction of high myopia: anterior segment changes after posterior chamber phakic intraocular lens implantation. Ophthalmology. 2001; 108(1): 90-99.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies