Buscar profesionales

Corneal Densitometry and Higher Order Aberrations After Bowman Layer Transplantation: 1-Year Results

9 julio, 2016

Autores del artículo original

S Luceri, J Parker, I Dapena, L Baydoun, S Oellerich, K Van Dijk, GR Melles. Cornea 2016; 35: 959-966.

 

Resumen

Objetivo: Evaluar la densitometría corneal y aberraciones de alto orden (HOAs) determinadas con Pentacam 1 año después del trasplante de membrana de Bowman (BL). Métodos: Estudio retrospectivo en una serie de 15 ojos (14 pacientes) intervenidos mediante trasplante de BL por presentar queratocono avanzado con al menos 1 año de seguimiento. Las medidas fueron realizadas antes de la cirugía, y 1 día, 1 semana y 1,3,6 y 12 meses del postoperatorio. Se evaluaron la AVMC con gafa y lente de contacto (LC), HOAs de cara anterior y posterior y la densitometría corneal. Resultados: La AVMC mejoró significativamente con gafa y permaneció estable con LC. Las HOAs de cara anterior y posterior también se redujeron significativamente al año de seguimiento, así como la aberración esférica (AE). La densitometría corneal mostró un incremento significativo a expensas de capas centrales y posteriores de la cornea, con un pico máximo al mes de la cirugía, comparado con los datos preoperatorios

Conclusiones: La AVMC mejoró y las HOAs, especialmente la AE, en la cara anterior y posterior de la córnea disminuyeron significativamente tras el trasplante de BL, mientras que la densitometría corneal aumentó a expensas de las capas centrales y posteriores donde se coloca el injerto.

  

Comentario

El grupo de Melles presenta los resultados aberrométricos y visuales del trasplante de BL en una serie de 15 ojos con queratocono avanzado intervenidos mediante la citada técnica, consistente en la implantación de una BL de un donante que se coloca en el estroma medio de la córnea queratocónica. Este procedimiento se recomienda según los autores en pacientes con queratocono avanzado en el que el CXL o el implante de segmentos (ICRS) no es viable. Su finalidad es aplanar la córnea receptora y retrasar o evitar una DALK o una PKP. En la primera serie publicada por los autores, los pacientes alcanzaron un aplanamiento significativo de la curvatura corneal y una estabilización de la ectasia durante un seguimiento superior a 2 años, permitiéndoles continuar empleando LC [1].

Este estudio se ha centrado en aspectos aberrométricos y de densitometría corneal. Los autores observan una reducción significativa de las HOAs de cara anterior y posterior, especialmente ésta última, debido a la localización más posterior del injerto de BL, lo cual contribuiría a mejorar la AVMC con gafa y no tanto la AVMC con LC; mientras que la densitometría corneal y, por tanto, la dispersión de la luz sería mayor, lo cual puede degradar algo la calidad óptica. El aumento en la densitometría y dispersión de la luz no es exclusivo del trasplante de BL, si no que se han publicado también aumentos en la densitometría corneal en procedimientos muy extendidos como la DSAEK, lo cual resulta de las irregularidades en la interfase de dos superficies con índices refractivos distintos.

 

Bibliografía

  1. van Dijk K, Liarakos V, Parker J, et al. Bowman layer transplantation to reduce and stabilize progressive, advanced keratoconus. Ophthalmology. 2015; 122: 909–917.

 

Firma del Autor

David Díaz Valle
Hospital Clínico San Carlos. Madrid