Buscar profesionales

Comparison of Outcomes of Primary Anterior Chamber Versus Secondary Scleral-Fixated Intraocular Lens Implantation in Complicated Cataract Surgeries

23 febrero, 2015

Autores:

Chan TCY, Lam JKM, Jhanji V, Li EYM

Resumen

Objetivo: Comparar los resultados del implante primario de lente intraocular (LIO ) en cámara anterior frente al implante secundario de LIO fijada a esclera en cirugías de catarata complicada.Métodos: Se trata de un estudio de serie de casos retrospectivo en el que se incluyeron cirugías de catarata complicadas con implante de LIO primario en cámara anterior (ACIOL) o secundario de LIO fijada a esclera (SFIOL) de enero de 2004 a diciembre de 2009. Las variables principales evaluadas fueron la AVMC y las complicaciones postquirúrgicas.

Resultados: Se incluyeron 89 ojos en el grupo ACIOL y 74 ojos en el grupo SFIOL. El seguimiento medio fue de 64,1±36,7 meses. La AVMC logMAR media al año fue de 0,32±0,54 en el grupo ACIOL y de 0,34±0,21 en el grupo SFIOL (p=0,734). La AVMC logMAR media al final del seguimiento fue de 0,68±0,54 y 0,61±0,47 respectivamente (p=0,336). El grupo ACIOL tuvo más complicaciones postoperatorias precoces (p<0,001). No hubo diferencias en complicaciones tardías entre ambos grupos (p=0,100). Un análisis de regresión mostró que ambos grupos tiene una AVMC media final similar (p=0,927) mientras que la presencia de una complicación tardía se asociaba con un peor resultado visual final (p=0,000).

Conclusiones: Este estudio muestra que no hay diferencias a largo plazo en los resultados visuales y perfil de complicaciones tras el implante primario de ACIOL o secundario de SFIOL en cirugías de catarata complicadas sin soporte capsular adecuado.

Comentario

Sin duda pocos gustamos de encontrarnos en la tesitura de que tipo de lente implantar si no tenemos un soporte capsular adecuado tras una cirugía de catarata complicada, así como en que momento implantarla. Este estudio retrospectivo pretende ayudarnos en tal situación, comparando la eficacia (medida en agudeza visual final) y seguridad (complicaciones) del implante primario de una lente de cámara anterior frente al secundario (lo que supone ya una desventaja, pues se requiere una segunda cirugía) de una lente fijada a esclera.Ambos grupos de pacientes eran similares, aunque el grupo ACIOL tenía una edad media mayor (p<0,001), algo lógico si pensamos en que la decisión de implantar uno u otro tipo de LIO está condicionado generalmente por la edad, pues se espera que la posible queratopatía bullosa post ACIOL aparece en un tiempo superior a la esperanza de vida del ese paciente. Los resultados visuales al año y al final del seguimiento fueron similares en ambos grupos, con una proporción similar de ojos con AVMC final igual o superior a 0,5.

En cuanto a las complicaciones, el grupo ACIOL presentó más complicaciones precoces (en el primer mes tras la cirugía), (69% vs 39,2%, p<0,001), siendo significativa la diferencia en edema corneal transitorio (66,6% vs 21,6%) y restos de córtex en cámara anterior (14,6% vs 1,4%). Por el contrario las complicaciones tardías (tras un mes de la intervención) fueron más frecuentes en el grupo SFIOL (25,8% vs 37,8%, p=0,100), sin significación en ninguna de ella pero un porcentaje del 23% de los casos con PIO>21 mmHg en grupo SFIOL frente al 13,5% del grupo ACIOL. A destacar que el porcentaje de queratopatía bullosa (que podríamos suponer mayor en el grupo ACIOL) fue similar en ambos grupos (12,4% vs 10,8%, p=0,783). Los resultados visuales fueron mejores en aquellos pacientes sin complicaciones a largo plazo, como era de esperar, sin diferencias entre ambos grupos. Se realizó un modelo de regresión lineal múltiple para identificar factores determinantes de la AVMC final. Sólo la presencia de complicaciones tardías afecta a tal visión, no influyendo la cirugía prevista, la edad del paciente, la visión al año ni las complicaciones precoces. En cualquier caso, si existen complicaciones tardías la agudeza visual final es peor en el grupo ACIOL, debido a que el tipo de complicaciones que aparecen en este grupo (queratopatía bullosa, EMQ o DR) son más determinantes de una mala visión final que las típicas del grupo SFIOL (HTO, uveítis anterior crónica o tilt de la LIO).

Hoy en día tenemos otra alternativa en estos casos de ausencia de soporte capsular tras cirugía de catarata complicada, como son las lentes de anclaje iridiano, que se pueden poner de forma primaria o en un segundo tiempo. El artículo no hace siquiera mención a esta otra alternativa.

Conclusión

En definitiva, ambos tipos de cirugía consiguen resultados visuales similares, con la misma tasa de complicaciones tardías. El uso de ACIOL no está “bien visto” hoy en día, pero sigue siendo una excelente opción, sobre todo en pacientes de edad avanzada.AUTOR:
PEDRO ARRIOLA-VILLALOBOS.
Hospital Clínico San Carlos. Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies