Buscar profesionales

Características morfológicas y evolución de los hoyuelos de la retina interna en OCT tras disección de la membrana limitante interna.

1 octubre, 2014

Autores del artículo original:

Amouyal F, Shah SU, Pan CK Schwartz SD, Hubschman JP

Resumen del artículo:

El objetivo de este estudio retrospectivo fue determinar las características morfológicas y evolución de los hoyuelos de la retina interna mediante OCT de dominio espectral tras disección de la membrana limitante interna (MLI) en pacientes con agujero macular de espesor completo. Los autores incluyeron 43 ojos de 40 pacientes que fueron operados mediante vitrectomía de 23g y disección de la MLI de 2 a 3 áreas de disco alrededor de la fóvea sin tinción coadyuvante. Como taponamiento se utilizó SF6 al 20% y se instruyó a los pacientes para que permanecieran en decúbito prono de 7 a 10 días.

En el período postoperatorio se observaron un total de 210 hoyuelos en el 86% de los ojos, con una media de 5.7 hoyuelos por ojo y de localización preferente en el cuadrante temporal inferior. Cabe destacar que los autores empezaron la disección de la MLI por agarre directo con pinzas en el cuadrante temporal superior en ojos derechos y en el cuadrante nasal superior en ojos izquierdos. El tiempo medio de detección inicial de los hoyuelos fue de 3 meses. El seguimiento medio de los pacientes fue de 10 meses. En el momento de su detección, la anchura media de los hoyuelos fue de 199 micras y la profundidad media de 19 micras. Durante el seguimiento, la anchura media máxima de los hoyuelos fue de 351 micras y la profundidad media máxima de 30 micras. Los hoyuelos alcanzaron sus dimensiones máximas a los 12 meses tras la cirugía y a partir de ahí fueron disminuyendo gradualmente y moderadamente de tamaño. El 11% de los hoyuelos desaparecieron durante el período de seguimiento. No se apreció que los hoyuelos tuvieran ningún impacto sobre la agudeza visual. La agudeza visual media de los pacientes mejoró de 0.70 logMAR (preoperatoria) a 0.38 logMAR (postoperatoria final).

 

Comentario al artículo:

Tadayoni y cols. describieron lo que ellos describieron como “apariencia disociada de la capa de fibras nerviosas” tras cirugía de membranas epirretinianas maculares1. Posteriormente, Ito y cols. describieron la misma observación tras disección de la MLI en pacientes con agujeros maculares2. Recientemente, Spaide afirmó que esta apariencia se correspondía en realidad con auténticos hoyuelos de la retina interna3.
El presente artículo estudia las características morfológicas de estos hoyuelos mediante OCT de dominio espectral y su evolución a lo largo del tiempo. Se ha postulado que los hoyuelos aparecen por efecto tóxico derivado de los colorantes usados como coadyuvantes para disecar la MLI. No obstante, los autores del artículo no usaron ninguna tinción durante la cirugía y observaron hoyuelos en el 86% de los casos, porcentaje más alto que en otras series. Asimismo se ha postulado que los hoyuelos aparecen por daño mecánico directo de las pinzas de disección de la MLI sobre las capas más internas de la retina. Sin embargo, en este estudio los hoyuelos aparecieron preferentemente en el cuadrante temporal inferior, mientras que los autores empezaron la disección agarrando directamente la MLI en el cuadrante temporal superior en ojos derechos y en el cuadrante nasal superior en ojos izquierdos. Por tanto, parece que el origen de los hoyuelos es debido a otras causas distintas de las clásicamente propuestas.
Parece lógico que las células de Müller puedan sufrir algún tipo de alteración tras disecar la MLI. Esto explicaría que las dimensiones de los hoyuelos vayan creciendo progresivamente durante el primer año y que posteriormente se reduzcan gradualmente hasta llegar a desaparecer en algunos casos (11% en el estudio), dado que el daño inicial se podría ir reparando a lo largo del tiempo. Sea como fuere, lo importante es que la presencia de estos hoyuelos de la retina interna no parece relacionarse con peores resultados visuales finales.

Conclusión:

• Los hoyuelos de la retina interna son frecuentes tras disecar la MLI en pacientes con agujeros maculares.
• Su origen es incierto pero no parecen guardar relación con el uso de tinciones coadyuvantes para facilitar la disección de la MLI.
• La OCT de dominio espectral permite detectarlos durante el postoperatorio, cuantificar sus dimensiones y observar su evolución a lo largo del tiempo.
• Los hoyuelos alcanzan sus dimensiones máximas aproximadamente un año tras la cirugía y a partir de ahí van disminuyendo gradualmente de tamaño, llegando a desaparecer en algunos casos.
• La presencia de los hoyuelos de la retina interna no parece relacionarse con una peor agudeza visual final de los pacientes.

Autor del comentario:

Luis Arias Barquet.
Jefe de Sección de Retina del Hospital Universitario de Bellvitge. Barcelona
Profesor Asociado de la Universidad de Barcelona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.