Buscar profesionales

Categoría: British Journal of Ophthalmology: Rosario Cobo

23 julio, 2012

Resumen

El estudio que presentan los autores se trata de un análisis retrospectivo de 50 casos de agujeros maculares intervenidos por el mismo cirujano mediante la misma técnica y estudiados mediante tomografía de coherencia óptica (OCT). Se tomaron diferentes medidas descritas en la literatura y varios índices derivados de esas medidas básicas para relacionarlas con el éxito visual y anatómico de la cirugía. Los autores encontraron buena correlación con el éxito anatómico utilizando las medidas básicas de diámetro de la base, apertura interna del agujero macular, diámetro linear mínimo y el índice del agujero macular (altura del agujero / diámetro de la base). Para el éxito visual las medidas mejor relacionadas fueron el diámetro de la base, apertura interna del agujero macular, diámetro linear mínimo y los índices de agujero macular y el índice traccional (altura del agujero / diámetro linear mínimo).
De los parámetros que combinan buena predicción para el éxito anatómico y para el éxito visual los autores de este estudio se decantan por el de la medida de la base del agujero. Se descartan así otras medidas menos reproducibles por ser más dependientes del corte elegido por el evaluador, así como índices derivados que parecen tener algo menos de potencia a la hora de la predicció

4 junio, 2012

Resumen

En lo referente a la endoftalmitis postquirúrgica, en apenas diez años se ha producido un cambio radical. Por una parte las mejoras técnicas en la cirugía de catarata y sobre todo la aplicación de profilaxis antibiótica intracamerular han hecho que hoy en día la endoftalmitis sea una complicación muy infrecuente de la cirugía de cataratas. Por otra parte el crecimiento exponencial del número de inyecciones intravítreas ha condicionado que esta intervención se haya convertido en una causa cada vez más frecuente de esta complicación. Como demuestra este trabajo presuponer que la endoftalmitis postinyección intravítrea es una complicación superponible a la endoftalmitis postcirugía de catarata es mucho suponer. Tal y como se concluye en este artículo se trata de dos infecciones diferentes que probablemente deban ser manejadas de un modo distinto. Los autores al reunir los casos que se presentan en un hospital terciario son capaces de alcanzar un importante tamaño muestral (101 pacientes, de los cuales 48 desarrollaron la complicación tras una cirugía de catarata y 53 tras una inyección intravítrea). En el trabajo se estudia el germen responsable de la infección, y se demuestra que se trata de dos infecciones distintas. En el caso de las cataratas el germen predominante fue el S. epidermidis (35%), mientras que en

3 mayo, 2012

Resumen Inicial

En este trabajo los autores estudian un nuevo método para valorar el éxito de la cirugía de glaucoma. Utilizan microscopía confocal, para valorar la respuesta de la conjuntiva a la cirugía antiglaucomatosa (en este caso canaloplastia). Se reclutaron un total de 30 pacientes que fueron sometidos a la citada técnica. Una semana antes y doce semanas después de la cirugía se procedió a contabilizar el número de quistes conjuntivales y la superficie de los mismos. Los pacientes son sometidos a una canaloplastia, técnica que combina los principios de la viscocanalostomía con distensión del canal de Schlemm con una sutura de polyproyleno. Aunque el contaje del número de quistes es una variable un tanto subjetiva, desarrollan un protocolo con la intención de dotar a la medida de una mayor objetividad: se seleccionan 10 imágenes de las 50 que se toman de cada paciente, y posteriormente un segundo observador enmascarado se encarga del contaje de los quistes, utilizando un software desarrollado a tal efecto. En los 23 pacientes en los que la canuloplastia fue eficaz se produjo un aumento muy significativo del número de quistes y de la superficie de los mismos (tanto el número de quistes como la superficie total se cuadruplicaron). En tanto que en los 7 pacientes en los que la técnica no fue eficaz no se produjeron cambi

1 mayo, 2012

Autores del artículo original:

Mastropasqua L, Agnifili L, Salvetat ML, Ciancaglini M, Fasanella V, Nubile M, Mastropasqua R, Zeppieri M, Brusini P.

Resumen del artículo:
En este trabajo los autores estudian un nuevo método para valorar el éxito de la cirugía de glaucoma. Utilizan microscopía confocal, para valorar la respuesta de la conjuntiva a la cirugía antiglaucomatosa (en este caso canaloplastia). Se reclutaron un total de 30 pacientes que fueron sometidos a la citada técnica. Una semana antes y doce semanas después de la cirugía se procedió a contabilizar el número de quistes conjuntivales y la superficie de los mismos. Los pacientes son sometidos a una canaloplastia, técnica que combina los principios de la viscocanalostomía con distensión del canal de Schlemm con una sutura de polyproyleno. Aunque el contaje del número de quistes es una variable un tanto subjetiva, desarrollan un protocolo con la intención de dotar a la medida de una mayor objetividad: se seleccionan 10 imágenes de las 50 que se toman

2 abril, 2012

Resumen Inicial

Resulta misterioso porque algunos pacientes desarrollan una enfermedad muy similar al glaucoma crónico, sin presentar el que se considera el principal factor de riesgo (la presión intraocular aumentada). Los autores de este artículo creen que la respuesta a esta singularidad puede encontrarse más allá del ojo y llevan varios años investigando en esta línea. Killer ha publicado varios trabajos en los que analiza la posible influencia que la presión y la composición del líquido cefaloraquídeo que baña la porción retrobulbar del nervio óptico pudiera tener sobre la supervivencia de las células ganglionares. En un trabajo previo los autores demostraban la existencia de distensión de las vainas del nervio óptico en este tipo de pacientes (muy similar a la que puede encontrarse en los pacientes con hipertensión intracraneal benigna), y proponían la existencia de un mecanismo valvular que conduce al aumento de presión en este espacio y al desarrollo de un síndrome compartimental crónico. Ese aumento de presión induciría la degeneración de los axones del nervio óptico. En el presente trabajo se estudia la dilución de un contraste radiológico al mencionado espacio.
Los participantes reciben una inyección de un contraste radiológico (iopamidol), en el espacio intratecal, y posteri

8 febrero, 2012

Resumen

La genética como factor de riesgo de DMAE ha sido objeto de creciente interés y gran cantidad de investigación en los últimos años. En este artículo los autores analizan el riesgo genético de desarrollar DMAE mediante un doble estudio: en primer lugar investigan la existencia de una historia familiar positiva mediante una encuesta en un estudio casos-control, y en un segundo estudio, realizan un examen oftalmológico en los hermanos de pacientes con DMAE avanzada buscando signos de la enfermedad. Para ello recopilaron tres grupos de pacientes: un grupo de pacientes con DMAE, sus hermanos y sus cónyuges, todos ellos de raza blanca. Así, el grupo casos estaba integrado por 495, pacientes con DMAE avanzada (atrofia geográfica ó DMAE exudativa, clasificación AREDS)), el segundo grupo por 171 hermanos de los casos y un tercer grupo control formado por los cónyuges (n=259), de los cuales 226 no presentaban signos de DMAE ó estaban en un estadío incipiente de la enfermedad (clasificación AREDS); este último subgrupo (n=226) se utilizó como control del primer estudio de encuesta de historia familiar, mientras que el grupo general de cónyuges (n= 259, con y sin DMAE) se utilizó como control en el segundo estudio (búsqueda de signos de DMAE en hermanos). Se realiza además un estudio genético en casos y controles analizando

1 febrero, 2012

Resumen Inicial

En esta revisión, Manousaridis y Talks realizan una búsqueda bibliográfica y un análisis de los datos disponibles en la literatura para evaluar el posible efecto pernicioso del tratamiento mediante inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular (anti-VEGF) sobre pacientes que presentan isquemia macular. La justificación de esta búsqueda viene dada por la reciente incorporación en la ficha técnica de Lucentis (ranibizumab) de las indicaciones sobre el tratamiento del edema macular en retinopatía diabética y en oclusiones venosas retinianas. Además del uso compasivo previo de Avastin (bevacizumab) para dichas enfermedades. En estos casos nos encontramos con patologías crónicas que pueden requerir tratamientos prolongados con anti-VEGF y que en su fisiopatogenia pueden presentar diferentes grados de isquemia macular que teóricamente se podría ver empeorada por una inhibición continuada del VEGF, traduciéndose así en un empeoramiento clínico. Esta revisión tanto de estudios clínicos aleatorizados, estudios retrospectivos y casos clínicos no puede aclarar si el uso de anti-VEGF es o no perjudicial en pacientes que presentan isquemia macular. Estas conclusiones necesitarían ser basadas en estudios con unas características de diseño y seguimiento de las que carecen los datos publicados hasta el

20 enero, 2012

Resumen

En este artículo los autores proponen una nueva aproximación al tratamiento de las queratitis fúngicas, que consiste en hidratar la periferia del absceso corneal con voriconazol en cinco puntos. Las inyecciones se repitieron con un intervalo de 72 horas en caso de considerarse necesario. No se trata de un método por completo nuevo. Ya había sido descrito previamente, pero el trabajo cuenta con la fortaleza de presentar la serie más larga. Doce pacientes con una historia de seis semanas de evolución de queratitis fúngica refractaria al tratamiento con natamicina y voriconazol oral y tópico, fueron incluidos en el estudio. En ocho de los casos el agente responable pertenecía al género Aspergillus, en tres casos el hongo aislado fue un Fusarium, y en un paciente el agente responsable pertenecía al género Curvularia. Aunque el trabajo cuenta con la limitación metodológica de no haber incluido controles (incluirlos hubiera sido difícilmente justificable desde el punto de vista ético), en diez de ellos (83%) se evitó la progresión hacia la perforación ocular. El tiempo medio de curación fue de 40 días con muy baja dispersión (desviación estándar: 8 días), y aunque las agudezas visuales finales fueron muy bajas, en ningún paciente se produjo recidiva tras la curación. La lógica del método se basa en la mala penet

20 enero, 2012

Título de los artículos

1. Editorial: Pérdida de eficacia de la terapia intravítrea anti-VEGF therapy: taquifilaxia o tolerancia? Binder S. Br J Ophthalmol 2012, 96:1-2 2. Taquifilaxia en el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad con ranibizumab. Salling M, Sorensen TL, Br J Ophthalmol 2012, 96:21-23 3. Taquifilaxia con bevacizumab y ranibizumab en el tratamiento de la neovascularización coroidea. Gasperini JL, Fawzi A, Khondkaryan A, et al. Br J Ophthalmol 2012, 96:14-20

Resumen

En el número de Enero, he elegido para el comentario tres citas bibliográficas relacionadas entre sí (editorial y dos artículos), que hacen referencia a la taquifilaxia en terapia antiVEGF, tema de gran interés actual.

El editorial, firmado por la Dra. Susanne Binder hace referencia en primer lugar a aclarar los conceptos de taquifilaxia y tolerancia a fármacos, que aunque suponen dos mecanismos diferentes de pérdida de respuesta a fármacos, tienden a utilizarse como sinónimos en la literatura; así, mientras que la taquifilaxia se desarrolla con el uso repetido de un fármaco y no es posible mejorar dicha respuesta con el incremento de la dosis, sino suspendiendo temporalmente la medicación y dejando períodos de lavado del fármaco, por el contrario, la tolerancia se caracteriza por una pérd

2 noviembre, 2011

Resumen Inicial

En este artículo, los autores realizan un estudio prospectivo randomizado cuyo objetivo es investigar la eficacia de la terapia Cross-linking con riboflavina/ultravioleta A para detener la progresión del queratocono, en 24 pacientes con queratocono bilateral de grado leve/ moderado y con signos de reciente progresión.. Se trata de un estudio bilateral en el que se seleccionó aleatoriamente un ojo de cada paciente para la aplicación del tratamiento y el ojo contralateral no tratado se utilizó como control, con un seguimiento de 18 meses en 22 pacientes y con observador ciego. El estudio realiza en primer lugar, un análisis de las diferencias entre los valores preoperatorios basales y postoperatorios (18 meses), en varios parámetros refractivos, visuales, topográficos y aberrométricos, en cada uno de los dos grupos (ojos tratados y no tratados); y en segundo lugar, un análisis comparativo entre ambos grupos, de las diferencias entre el nivel basal preoperatorio y los 18 meses de los mismos parámetros. Los resultados del estudio mostraron en el grupo de ojos tratados una mejoría estadísticamente significativa en 10 de 21 parámetros analizados entre los que se incluyen: BSCVA (mejor agudeza visual corregida), queratometría simulada a 3mm (Orbscan), queratometría a 3 mm, astigmatismo simulado, potencia en el apex de

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies