Buscar profesionales

Queratitis bacteriana

¿QUÉ SON LAS QUERATITIS BACTERIANAS?

La infección bacteriana es una patología amenazante para la visión muy común. Algunos casos pueden ser graves provocando perforación corneal y extensión de la infección hacia los tejidos adyacentes. La queratitis bacteriana se asocia a factores de riesgo que alteran la superficie corneal, siendo los más frecuentes:

uso de lentes de contacto (principalmente su uso prolongado y con mala  higiene)
traumatismos
alteración en la estructura superficial de la córnea
alteración en los mecanismos de defensa del paciente

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA QUERATITIS BACTERIANA?

Están causadas por bacterias de diferentes tipos que infectan la capa más superficial de la córnea, alterando la integridad de ésta pudiendo provocar en casos graves la perforación ocular si no es tratada a tiempo y de manera correcta.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCEN LAS QUERATITIS BACTERIANAS?

Son signos y síntomas de alarma la aparición de forma rápida de dolor intenso, ojo rojo, aumento de la sensibilidad a la luz con deslumbramientos (fotofobia) y disminución de la agudeza visual. La velocidad de progresión de estos síntomas depende de la virulencia de la bacteria infectante.

Es importante descartar ante estos síntomas y el antecedente de uso de lentes de contacto la presencia de una infección por un protozoo llamado Acanthamoeba que se encuentra en aguas corrientes y en el suelo. Son resistentes a la muerte por congelación y a las concentraciones de cloro utilizadas habitualmente en el agua potable de suministro municipal, piscinas y jacuzzi. El 70% de las infecciones por este microorganismo se asocian al uso de lentes de contacto.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICAN LAS QUERATITIS BACTERIANAS?

Cuando se sospeche una queratitis bacteriana o por Acanthamoeba debe realizarse la toma de muestra por un oftalmólogo y cultivo específico.

Además del cultivo de la muestra corneal, puede ser útil cultivar las lentes de contacto, el estuche de las lentes, las soluciones utilizadas y cualquier otra fuente potencialmente contaminante, como toma de muestra de los párpados inflamados, porque podrían dar la clave del microorganismo causante en el caso de que los cultivos corneales fueran negativos, ayudando a identificar el origen de la infección.

En el caso de la Acanthamoeba puede ser necesario en algunos casos durante el seguimiento de la infección el estudio corneal con un microscopio confocal (un tipo de microscopio de gran aumento) que nos permite ver la presencia de los quistes característicos que se ubican en el interior de la córnea en esta infección.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA QUERATITIS BACTERIANA?

Actualmente, no hay ningún antibiótico que por sí solo sea eficaz frente a todas las bacterias que pueden causar queratitis. Por ello su oftalmólogo determinará de forma individualizada el tratamiento que mejor se adapte a su caso, en función de determinadas características clínicas de la infección visibles en la exploración. Por lo general, se inicia el tratamiento con antibióticos de amplio espectro que cubran la mayor parte de bacterias, modificándolo si es necesario en caso de que el cultivo permita identificar el microorganismo agresor.

Una vez identificado el tipo de bacteria causante de la queratitis se puede plantear el tratamiento con un único antibiótico si ésta es sensible a alguno en concreto.

La vía de administración y frecuencia del antibiótico se basa en la intensidad de la queratitis, siendo generalmente por vía tópica, pero en ocasiones se puede requerir también tratamiento oral. Además, se suelen asociar otros tratamientos tópicos como lágrimas artificiales y corticoides tópicos una vez controlada la infección.

El trasplante corneal penetrante está indicada si la enfermedad progresa a pesar del tratamiento médico máximo produciéndose una perforación corneal.


Queratitis bacteriana


Queratitis bacteriana en queratoplastia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.